Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Discurso sobre la vida

A través del blog de Eban de Pedralbes he visto esta escena de la película de “El indomable Will Hunting” que me gustó mucho en su día y me sigue gustando muchos años después. Es uno de esos discursos sobre la vida que se entienden mucho mejor cuando se ve la película, pero que aún así, le remueve a uno cosas por dentro. Leer más…

Planeta Finito

En esta entrada voy a hablar de algo que me lleva preocupando desde hace muchos años, y sobre lo que no tengo ningún tipo de poder, es la superpoblación del planeta y el ritmo al que el ser humano consume sus recursos. Por todo lo que he leído al respecto, creo que ya hemos pasado el punto de no retorno, así que ahora hay que prepararse para cómo afrontarlo (tal vez yo no, pero sí mis hijas y sus descendientes). Para empezar, un vídeo muy sencillo y esplicativo. Leer más…

Los números de 2014

Un poco tarde, pero aquí están las estadísticas del blog para 2014. Por si alguien tiene curiosidad.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 5.300 veces en 2014. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 4 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

El Rey y la Reina

El rey estaba nervioso, excitado, y se le notaba claramente: tenía la risa fácil y todo le parecía gracioso. Hoy era el día en que volvería a conquistar el corazón de la reina, un tanto ausente y distante desde hacía un tiempo. La relación entre ambos se había ido enfriando sin saber él muy bien por qué. Solo sabía que de un tiempo para aquí, todo lo que hacía estaba mal, nada le parecía bien a su reina. No sabía la causa ni cómo había ocurrido, pero estaba dispuesto a enderezar las cosas, a arreglar lo que fuese que estaba torcido.
Miró de reojo a la reina, que tenía su vista perdida en el paisaje, y se imaginó cómo se le iluminaría la cara al ver su regalo.
—Enseguida llegamos —dijo con una sonrisa exagerada.
La reina apenas reaccionó, dedicándole una breve mirada. Leer más…

La vida de Ku

Esta es la historia de Ku, un pastor pacífico pero de paciencia limitada, que pasaba sus días cuidando de su preciado rebaño de ovejas. A pesar de parecer más un bloque de granito que un hombre dedicado al pastoreo, Ku era uno de los más diligentes y vocacionales pastores de todo el este de las Montañas del Carnero, y conocía a todas y cada una de sus ovejas. Ninguna tenía nombre, pero todas poseían identidad.
Ku era conocido en el pueblo de Atomarviento y los alrededores por ser el ganador de todos y cada uno de los concursos de lanzamientos de rocas, partición de piedras con la cabeza y derribado de árboles ancestrales que se sucedían verano tras verano por toda la zona. Y es que su apariencia engañaba. No era especialmente alto ni poseía la musculatura de Fragis el Héroe, pero era recio como un tronco de Palo-hierro. Cara ancha, nariz grande y gruesos labios. Tenía unas cejas negras y espesas, que habían crecido acercándose la una a la otra hasta formar una sola unidad. Durante su juventud gozó de una abundante mata de pelo negro ingobernable, pero a sus treinta y pocos años, gran parte de ese pelo se había ido retirando a otras zonas de su cuerpo. Leer más…

Reseña IV “Relatos para ratos”

Y bueno, cuando pensaba que se habían terminado las reseñas por un tiempo indefinido, me sorprenden con otra, que incluye una pequeña sinopsis de cada relato. Solo puedo tener palabras de agradecimiento hacia Eban por esta reseña y su difusión.

Y por cierto, gentes con aficiones, comportamiento o vestuario inusuales, no dejéis de visitan su blog, ya que encontraréis cosas la mar de curiosas e interesantes.

Visitar la reseña: https://eban666.wordpress.com/2015/01/07/resena-relatos-para-ratos/

Reseña III “Relatos para ratos”

La verdad es que esta reseña me pilló por sorpresa. Se trata de una escritora con la que he tenido algún contacto en el foro fantasiaepica.com y que siempre me pareció que tenía buen criterio a la hora de expresar sus opiniones. Hace unos meses leí su novela Los moradores del cielo I: cazador y presa y me gustó mucho. Si os gusta la fantasía este es un libro con el que disfrutar. Solo os diré que no es fantasía tradicional y que la historia transcurre en otra época a la tradicional, que deberéis descubrir por vosotros mismos leyendo su novela.

A lo que vamos, que me distraigo. Si queréis echarle un vistazo a la reseña la podéis encontrar aquí. Y no olvidéis pasearos un poco por allí y dejarle algunos comentarios.

Un saludo.

Reseña II de “Relatos para ratos”

Hace unos días se publicó la segunda reseña de mi libro. Se trata del blog http://librosdeolethros.blogspot.com.es y si os dejáis caer por él veréis que se tiene cientos de reseñas, además de efemérides y humor literario. Cuando le pedí, allá por septiembre, si podía reseñar mi libro, me puso dos condiciones: que no daba fechas y, la más importante, que no aceptaba “sugerencias” del autor. Leer más…

Crisis

“En las crisis, el corazón se rompe o se curte” (Honoré de Balzac)
Muchos hemos experimentado lo dramáticamente juguetona que puede llegar a ser la vida; pone en desorden aquello que creemos tener ordenado hasta la perfección. Cuando afecta a nuestra identidad, hablamos de crisis existenciales.

Se caracterizan por un estado letárgico y oscuro del que parece que no saldremos jamás. Nos hacen sentir incapaces de tomar decisiones. No hay claridad, no hay futuro. Sin embargo, las crisis existenciales tienen su función. Advierten que hemos postergado nuestra evolución en aras de la seguridad, el placer o la falacia de eternidad que a veces adjudicamos a los objetos y también a los sujetos. En segundo lugar, sirven en bandeja una lección: es en el caos donde se produce el milagro del aprendizaje. Y en tercer lugar, proporcionan posibilidades, entre ellas, la de reinventarnos.

Diferentes crisis, toda una vida.

“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra” (Eugenio Trías)

Vigilantes de la perpetuidad

 via_lactea

Z-M43 tenía toda su atención puesta en las señales que le llegaban a través de los paneles de plasma. A diferencia de otros organismos menores, no disponía de órganos de visión, sino que percibía por toda su superficie gran parte del espectro de radiación electromagnética (infrarrojo, ultra violeta y luz visible) como vibraciones que se desplazaban por el agua enriquecida en la que habitaba. Como todos los celuloides, su cuerpo ovalado estaba cubierto por pequeños filamentos que utilizaba tanto para desplazarse como para absorber alimento. Su color en aquellos momentos era de un cyan apagado, indicando que estaba concentrado en su tarea vital.

En la sala de observaciones había cientos de celuloides como él encomendados a la misma tarea: la vigilancia. Todos captando y analizando imágenes y señales mediante sus sensibles cuerpos, pegados a los paneles, y con colores más o menos uniformes.

Nada hacía sospechar que aquella no fuese a ser una jornada de observación tan aburrida como cualquier otra. En alguna ocasión detectaban falsos positivos o incluso alguna alerta de amenaza menor, que era neutralizada sin demasiada expectación. Nada grave. Leer más…

Navegador de artículos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores