Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Archivar para el mes “septiembre, 2013”

40 frases que matan la creatividad (I)

Inicio una nueva serie. Esta vez se trata de frases que matan la creatividad y que en muchas ocasiones, por lo menos yo, hemos escuchado. De hecho, estoy seguro de que alguna de ellas habrá salido por nuestra boca. Se trata fundamentalmente de frases escuchadas en el trabajo, pero algunas de ellas se utilizan en el lenguaje diario con total impunidad.

Eso ya lo intentamos.

Aquí es diferente, no funcionamos así.

Pero eso costará mucho.

Ese no es mi trabajo.

Ellos están muy ocupados para hacer eso.

Es que no tenemos tiempo.

Nadie nos apoya.

Ese es un cambio radical.

La dirección nunca lo aprobará.

Va en contra de las políticas de la compañía.

 

Continúa en 40 frases que matan la creatividad (II)

Anuncios

De borregos y Esquiladores

Un lector me preguntó el otro día por mi escepticismo político: mi falta de fe en el futuro y mi despego de esta casta parásita que nos gobierna, sólo comparable a la desconfianza que siento hacia nosotros los gobernados: sin víctimas fáciles no hay verdugos impunes. Siempre sostuve, porque así me lo dijeron de niño, que los únicos antídotos contra la estupidez y la barbarie son la educación y la cultura. Que, incluso con urnas, nunca hay democracia sin votantes cultos y lúcidos. Y que los pueblos analfabetos nunca serán libres, pues su ignorancia y su abulia política los convierten en borregos propicios a cualquier esquilador astuto, a cualquier lobo hambriento, a cualquier manipulador malvado. También en torpes animales peligrosos para sí mismos. En lamentables suicidas sociales.

Arturo Pérez-Reverte en “Conmigo, o contra mí”

Somos manada

El mundo está movido por unas dos mil personas, el resto somos manada.

Orson Wells

Be bamboo, my friend

Be bamboo my friend. Lo que parece débil es a veces lo más fuerte, no tienes que ser grande para ser fuerte, dóblate pero no te rompas, crea unos cimientos-raíces firmes pero a la vez se flexible, tómatelo con la calma, tienes que estar siempre preparado, encuentra sabiduría en el vacío, comprometete a crecer y renovarte contínuamente (Incluso una caña de bambú de 20 metros puede crecer otro metro más), expresa tus habilidades a través de la simplicidad, usa todo tu poder para volver a la carga, si te caes 7 veces levántate ocho. En resumen: se flexible, resistente, adaptable y capaz de recuperarte con más fuerza que nunca, como el bambú.

Garr Reynolds

Aviso en el colegio

aviso_colegio

Navegador de artículos