Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Archivo para la etiqueta “felicidad”

Felicidad (IV)

Todos buscamos la felicidad. Lo que nos diferencia es el camino que recorremos para alcanzarla.

Esta es mía 😀

Papá, quiero ser bailarina

Hace un tiempo vi este vídeo a través de un contacto de Facebook. Me gustó mucho por lo que transmite, ese escalón enorme que nos separa como adultos de los niños. La vorágine de nuestro día a día de adultos nos hace perder el norte y olvidar que los niños son, eso, niños, y deben de comportarse como tal. Si tiene que haber algún Fernando Alonso o Rafa Nadal, que sea porque el propio niño lo pide. No proyectemos en nuestros hijos lo que nos gustaría haber sido o lo que queremos que sean, o a qué se deben dedicar, sino que busquen su propio camino. Leer más…

Expectativa de felicidad

Hoy tomo prestadas unas palabras de Jorge Bucay que me parecen muy interesantes y que comparto.

Quizás la expectativa de felicidad instantánea que solemos endilgarle al vínculo de pareja, este deseo de exultancia, se deba a un estiramiento ilusorio del instante de enamoramiento.

Cuando uno se enamora en realidad no ve al otro en su totalidad, sino que el otro funciona como una pantalla donde el enamorado proyecta sus aspectos idealizados. Leer más…

Felicidad (III)

La mayor felicidad parece estar en la sala de espera de la felicidad.

Eduardo Punset

En la anticipación del placer es justamente donde reside el placer.  Cuando se incorpora la dosis justa de quizás, el placer es mucho mayor que cuando la recompensa es segura.

Robert Sapolsky

Felicidad (II)

– Eres feliz. Sólo hay que mirarte a la cara para saberlo.
– Intento serlo.
– ¿Como lo haces?
– Es fácil, sólo hay que dejarse llevar.
– ¿Y qué pasa si sale mal?
– Es mejor equivocarse que no hacer nada. Prefiero meter la pata a perdérmelo todo. A mí me funciona.

Los crímenes de Oxford

Felicidad (I)

Es muy difícil ser feliz continuamente. Si la felicidad es una emoción, forzosamente será transitoria y la mejor manera de ser constantemente infeliz es pretender ser feliz eternamente.

La felicidad no es cosa de la sociedad. Es una aspiración y un deseo individual. A la sociedad le importa un cuerno su felicidad. A la sociedad le interesa que usted consuma y le interesa, además, que piense que el consumo puede hacerle feliz.

Navegador de artículos