Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más.

Archivo para la etiqueta “reflexiones”

El temor

El Temor

El temor se aleja cuando el guerrero empuña su espada, pero hay temores que viven dentro de él. Todo guerrero lleva dentro el temor a estar solo, el temor al fracaso, a la opinión de los demás, al dolor. A veces teme escuchar la verdad pensando que no la soportará. Teme a la muerte, al odio de la gente, al ridículo; teme al paso del tiempo, a verse viejos de pronto en el espejo, teme al pasado aunque reconoce en él la razón de su hoy.

Pero el guerrero hoy habló con su interior y sus temores se disiparon. Los ojos del alma vieron claramente y ahora ya no teme.

El guerrero ahora ya no teme a la soledad, porque se ama más así mismo, y sabe que en realidad nunca se esta completamente solo en el mundo, no existe lugar donde el hombre pueda estar solo.

Ahora no teme al fracaso, porque entiende que únicamente se fracasa si no se intentan las cosas. No teme a lo que opinaran de él los demás, porque sabe que de todos modos la gente siempre hablara, aun cuando haga las cosas bien.

Ya no teme al rechazo porque siempre se tendrá a sí mismo.

El dolor ya no lo aterra porque sabe que es necesario para crecer,como también sabe que no hay dolor que sea eterno.

Ya no teme escuchar la verdad, porque entiende que es mil veces mejor escuchar una verdad que duela, que la fealdad de las mentiras.

No, ya no tiene miedo a la muerte. Ahora puede mirarla a los ojos, sabe que no es el final, sino el comienzo de otro camino.

Ya no teme al odio de la gente, porque entiende que es no es otra cosa más que ignorancia de un alma amargada y sin luz.

No teme al ridículo, porque ha aprendido a reírse de sí mismo.

Ya no teme al paso del tiempo, ni a verse viejo en el espejo, porque ha entendido que así se gana la sabiduría.

No teme lo pasado, ni a los recuerdos duros, porque no pueden herirlo más.

“Comprendí la verdad de mis temores. Ahora sé que nunca se esta a oscuras como en esta noche, que aunque no lo veamos, siempre hay luz en las estrellas”.

Anuncios

Felicidad (IV)

Todos buscamos la felicidad. Lo que nos diferencia es el camino que recorremos para alcanzarla.

Esta es mía 😀

Cambio climático

Me ha parecido que esta viñeta encierra tanto mensaje, que no me he resistido a compartirla aquí. Como viene siendo habitual, El Roto, vuelve a clavarlo.

elroto20150327l

Fuente: elpais.com

Discurso sobre la vida

A través del blog de Eban de Pedralbes he visto esta escena de la película de “El indomable Will Hunting” que me gustó mucho en su día y me sigue gustando muchos años después. Es uno de esos discursos sobre la vida que se entienden mucho mejor cuando se ve la película, pero que aún así, le remueve a uno cosas por dentro. Leer más…

El Rey y la Reina

El rey estaba nervioso, excitado, y se le notaba claramente: tenía la risa fácil y todo le parecía gracioso. Hoy era el día en que volvería a conquistar el corazón de la reina, un tanto ausente y distante desde hacía un tiempo. La relación entre ambos se había ido enfriando sin saber él muy bien por qué. Solo sabía que de un tiempo para aquí, todo lo que hacía estaba mal, nada le parecía bien a su reina. No sabía la causa ni cómo había ocurrido, pero estaba dispuesto a enderezar las cosas, a arreglar lo que fuese que estaba torcido.
Miró de reojo a la reina, que tenía su vista perdida en el paisaje, y se imaginó cómo se le iluminaría la cara al ver su regalo.
—Enseguida llegamos —dijo con una sonrisa exagerada.
La reina apenas reaccionó, dedicándole una breve mirada. Leer más…

Ecología emocional

El viejo cacique de la tribu, que estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida, les dijo:

Una gran pelea está ocurriendo dentro de mí, una pelea entre dos lobos. Uno de los lobos es maldad, temor, ira, celos, envidia, dolor, rencor, avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, mentira, orgullo, egolatría, competitividad y superioridad. El otro es bondad, valor, alegría, paz, esperanza, serenidad, humildad, dulzura, generosidad, ternura, benevolencia, amistad, empatía, verdad, compasión y amor. Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro de todos los seres humanos de la Tierra.

Los niños quedaron en silencio por un minuto y después uno de ellos preguntó a su abuelo:

¿Y cuál de los dos lobos crees que ganará?

El viejo cacique respondió simplemente:

Ganará el lobo que alimente.

Leer más…

Y a tí, ¿qué te define?

Lo cierto es que las pocas veces que me he hecho esta pregunta nunca he llegado a una respuesta que pueda abarcar qué me define. ¿El físico?¿Mi inteligencia?¿Mis vivencias?¿Mi forma de afrontar las cosas?¿La opinión de los demás es capaz de definirme también? Si todos piensan que soy feo, ¿lo soy aunque yo me tenga en buena estima?¿Puedo estar equivocado con respecto a mí mismo? Demasiadas preguntas complejas se encierran en esa caja de pandora que es el intento de definirse a sí mismo. Leer más…

10.000

congratulations

¿Euros? Ya me gustaría. ¿Palabras? Sería un capítulo de mi libro. ¿Visitas? Efectivamente. A un mes de cumplir dos años de blog he alcanzado esta cifra redonda y que, aunque simbólica, ha hecho que me sienta orgulloso. Diez mil visitas, aunque no diez mil lecturas, son todo un logro para un blog de barrio. ¿Que me gustaría llegar a más lectores? Por supuesto, pero tal y como está la cosa, siendo el tiempo que le dedico bastante escaso, me parece todo un logro. Leer más…

Teoría de las ventanas rotas

¿Han oído hablar alguna vez de la teoría de las ventanas rotas? Es una teoría sobre el contagio de las conductas inmorales o incívicas. Tiene su origen en un experimento que llevó a cabo un psicólogo de la Universidad de Stanford, Philip Zimbardo, en 1969. Abandonó un coche en las descuidadas calles del Bronx de Nueva York, con las placas de matrícula arrancadas y las puertas abiertas. Su objetivo era ver qué ocurría.

Y ocurrió algo. A los 10 minutos, empezaron a robar sus componentes. A los tres días no quedaba nada de valor. Luego empezaron a destrozarlo.

El experimento tenía una segunda parte: abandonó otro coche, en parecidas condiciones, en un barrio rico de Palo Alto, California. No pasó nada. Durante una semana, el coche siguió intacto. Entonces, Zimbardo dio un paso más, y machacó algunas partes de la carrocería con un martillo. Debió de ser la señal que los honrados ciudadanos de Palo Alto esperaban, porque al cabo de pocas horas el coche estaba tan destrozado como el del Bronx. Leer más…

Papá, quiero ser bailarina

Hace un tiempo vi este vídeo a través de un contacto de Facebook. Me gustó mucho por lo que transmite, ese escalón enorme que nos separa como adultos de los niños. La vorágine de nuestro día a día de adultos nos hace perder el norte y olvidar que los niños son, eso, niños, y deben de comportarse como tal. Si tiene que haber algún Fernando Alonso o Rafa Nadal, que sea porque el propio niño lo pide. No proyectemos en nuestros hijos lo que nos gustaría haber sido o lo que queremos que sean, o a qué se deben dedicar, sino que busquen su propio camino. Leer más…

Navegador de artículos