Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Archivo para la etiqueta “relato”

La vida de Ku

Esta es la historia de Ku, un pastor pacífico pero de paciencia limitada, que pasaba sus días cuidando de su preciado rebaño de ovejas. A pesar de parecer más un bloque de granito que un hombre dedicado al pastoreo, Ku era uno de los más diligentes y vocacionales pastores de todo el este de las Montañas del Carnero, y conocía a todas y cada una de sus ovejas. Ninguna tenía nombre, pero todas poseían identidad.
Ku era conocido en el pueblo de Atomarviento y los alrededores por ser el ganador de todos y cada uno de los concursos de lanzamientos de rocas, partición de piedras con la cabeza y derribado de árboles ancestrales que se sucedían verano tras verano por toda la zona. Y es que su apariencia engañaba. No era especialmente alto ni poseía la musculatura de Fragis el Héroe, pero era recio como un tronco de Palo-hierro. Cara ancha, nariz grande y gruesos labios. Tenía unas cejas negras y espesas, que habían crecido acercándose la una a la otra hasta formar una sola unidad. Durante su juventud gozó de una abundante mata de pelo negro ingobernable, pero a sus treinta y pocos años, gran parte de ese pelo se había ido retirando a otras zonas de su cuerpo. Leer más…

Anuncios

Vigilantes de la perpetuidad

 via_lactea

Z-M43 tenía toda su atención puesta en las señales que le llegaban a través de los paneles de plasma. A diferencia de otros organismos menores, no disponía de órganos de visión, sino que percibía por toda su superficie gran parte del espectro de radiación electromagnética (infrarrojo, ultra violeta y luz visible) como vibraciones que se desplazaban por el agua enriquecida en la que habitaba. Como todos los celuloides, su cuerpo ovalado estaba cubierto por pequeños filamentos que utilizaba tanto para desplazarse como para absorber alimento. Su color en aquellos momentos era de un cyan apagado, indicando que estaba concentrado en su tarea vital.

En la sala de observaciones había cientos de celuloides como él encomendados a la misma tarea: la vigilancia. Todos captando y analizando imágenes y señales mediante sus sensibles cuerpos, pegados a los paneles, y con colores más o menos uniformes.

Nada hacía sospechar que aquella no fuese a ser una jornada de observación tan aburrida como cualquier otra. En alguna ocasión detectaban falsos positivos o incluso alguna alerta de amenaza menor, que era neutralizada sin demasiada expectación. Nada grave. Leer más…

La perla de los vientos

Tras un par de meses sin escribir nada decente, os traigo un nuevo experimento. Se trata de un relato creado para el reto mensual de fantasiaepica.com y que en esta ocasión partía bajo la premisa de Fantasía Marítima. Tras empezar dos relatos que no me gustaron nada, al fin el tercero vio la luz. No es de lejos de los mejores, pero ante la falta de inspiración y la limitación del número de palabras de estos retos, creo que al menos sí me ha quedado entretenido. Puede que durante la narración haya algunas cosas que os choquen, y se debe a que se trata de una ucronía con tintes de fantasía. Ya me decís.

Perla de los vientos

LA PERLA DE LOS VIENTOS Leer más…

Despiadado

Hola amigos. Esta vez os traigo un relato que tenía guardado en un cajón, con algo de polvo. No estoy contento con el resultado obtenido, pero creo que como experimento está bien. Ya me diréis que tal.

Despiadado

Por más tiempo que transcurriese no conseguía erradicar ese dolor. Su alma estaba herida, sangrante, y su recuerdo no podía borrarse ni con alcohol o mujeres. Las lágrimas, que nunca antes habían brotado de sus ojos, se deslizaban por las sucias mejillas todos los días desde que ella murió. Se cogió los largos y grasientos cabellos negros y estiró con fuerza, intenta extirpar aquellos recuerdos como el que arranca una mala hierba.
¿Cuánto tiempo vas a seguir así? —preguntó Iosh.
—¿Cuántas veces más me lo vas a preguntar?
Las que hagan falta. Leer más…

Primera publicación: Relatos para ratos

Hola amigos,

Hoy voy a a anunciaros el estreno mundial de la antología de relatos que he publicado en Amazon.

Relatos para Ratos3

El obra en cuestión es una selección de relatos que he ido publicando en el blog durante estos años, editados y corregidos, y que actualmente solo están disponibles en el libro. La razón, como algunos sabéis, es que para participar en el 1er Concurso de Autores Independientes de Amazon una de las condiciones era que el contenido del libro no estuviese publicado en internet de forma gratuita durante al menos 90 días. Pero de momento, y hasta que acabe el concurso, necesito de vuestra ayuda para llegar lo más lejos posible. Para eso necesito que lo compréis y comentéis. Leer más…

El guante negro (II)

Sanctus esperaba pacientemente sentado en una silla que apenas aguantaba su peso. El lugar todavía olía a madera húmeda y vino rancio y estaba cubierto de restos de toneles largo tiempo podridos. Los numerosos agujeros del techo habían dejado que el agua penetrara y avanzara el inevitable proceso de la descomposición. Unas voces le advirtieron de que su visita había llegado. Se llevó un dedo a los labios y algunas de las sombras del lugar se movieron, tomando nuevas posiciones. Después, tras una serie de intrincados gestos y unos susurros en lengua arcana, lanzó un conjuro sobre sus manos, se quitó el guante azabache de su mano derecha y lo introdujo en uno de los bolsillos de su túnica. Leer más…

El guante negro (I)

Imthul

La habitación estaba en penumbra, como era habitual. El paso del tiempo y la falta de mantenimiento no se veían solamente en las paredes recorridas por grietas, los desconchados y la capa de tierra y porquería que se acumulaba en el suelo, sino que se podía oler en el ambiente, cargado, húmedo y rancio. La única iluminación, compuesta por unas titilantes velas sobre dos cráneos sonrientes, creaban danzantes sombras que parecían reproducir un macabro ritual.
Un par de golpes sonaron en la puerta. Sanctus Kallatorum levantó su cansada vista del incunable y masculló unas palabras molesto. Se recostó sobre su sillón y enlazó las manos sobre su pecho. Leer más…

La máquina del tiempo

Por fin os traigo un relato de cosecha propia, tras tanto tiempo de escasez. Además, es el relato que ha ganado el reto mensual del foro http://www.fantasiaepica.com, foro del que soy asiduo y me ha ayudado mucho a crecer como escritor. Ganar ha sido para mi una gran alegría, no por el premio que dan o el reconocimiento de los compañeros que allí “competimos”, sino porque voy por el buen camino. De momento estoy en tercera regional, pero con constancia y esfuerzo, puede que algún día llegue a segunda división.

El tema del reto era “Villanos” y había que crear un relato basado en un personaje villano (asesino, nigromante, maníaco, político… ). El límite son 3000 palabras, y tuve que recortar mi versión inicial, porque se me había ido un poco la tecla. Decidí crear un personaje basado en un villano de dibujos animados y construí al protagonista con cinceladas de Moriarty de Sherlock Holmes, el profesor Doofernshmirt de Phineas y Ferb y el infame Rumpelstiltskin de Shrek 4.

Reto Fantasía Épica Villanos

Que lo disfrutéis.

Leer más…

En un rincón de la casa

Dada mi escasez productiva de los últimos meses, le he pedido prestado a un amigo uno de sus relatos, como viene siendo habitual últimamente. Màrius es un valenciano exiliado al que considero uno de los mejores escritores amateus que he leído. Os dejo con un relato melancólico en el que con muy poco nos construye todo un mundo de sentimientos.

Disfrutadlo.

Clara

Supongo que siempre había estado ahí, que ya la había visto antes; el caso es que solamente reparé en ella aquel día en que asaltaron el banco y los dos nos encontramos, por un momento, siendo silenciosos rehenes. Ella era una de las empleadas y lograba pasar desapercibida aun con mayor destreza que yo.

Nos hicieron tumbar en el suelo, la mayoría de la gente gimoteaba, algunos a duras penas pudieron reprimir un grito, un sollozo y, como viene siendo costumbre en mí, yo dediqué ese tiempo a extrañarme por las cosas más intrascendentes, como lo mal que conjuntaba el jersey y la falda de la señora que temblaba de miedo a mi lado, o, por ejemplo, recuerdo que me dio por mirar a uno de los atracadores, que llevaba el pelo recogido aun sin ser éste del todo largo, imaginé que ese hombre no veía el momento de hacerse una buena coleta, que seguramente se miraba todos los días al espejo, ansiando el bendito día en que la guedeja le quedase holgada. Leer más…

Las ideas nunca mueren

Hola amigos. Esta vez os traigo un relato de mi amigo Theraxian, el Gato Negro. Siempre cuenta las historias con mucho trasfondo y a mí, por lo menos, nunca me deja indiferente.

Voodoo Lulu opening day 20090711 Leer más…

Navegador de artículos