Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Archivo para la etiqueta “terror”

Dichosas Leyendas

Hoy os traigo un relato de mi amigo Telcar. Espero que lo disfrutéis.

wendigo

Jack podía ser un capullo cuando se lo proponía, pero no era de los que dejaba en la estacada a los amigos, la familia, las ex esposas o lo que se tercie, diría él. Así que todavía tenía la oreja caliente de hablar con una llorosa Claire, cuando ya estaba encaramándose en su viejo Mack, saliendo de Yellowknife y rumbo a ese villorrio de mala muerte en donde vivía su ex con el mastuerzo de su actual marido. Leer más…

Anuncios

La brutalidad de un hombre sin amor

Hola amigos. Esta vez vuelvo a traeros un relato que no es mí pero me hubiese gustado escribir a mí. Es un relato de temática post-apocalíptica ganador del reto de Septiembre. Nuevamente, el autor me ha dado permiso para publicarlo en el blog. Sin más preámbulos os dejo leer…

brutalidad_hombre_sin_amor

Leer más…

La fuga

La fuga

Se apoyó jadeante en la pared. Su corazón acelerado golpeaba contra su pecho y le faltaba el aire. No podía haber sido tan fácil. Observó alrededor las tuberías de todos los tamaños que cruzaban el pasillo en el que ahora se encontraba. Aunque entraba algo de luz desde algún lugar por arriba, el corredor estaba en penumbras y tuvo que sacar la vela y las cerillas de una de las bolsas de plástico que llevaba en la mochila. En las otras bolsas estaban la ropa y los zapatos que esperaba que no se mojasen llegado el momento. En apenas un minuto, había encendido la vela, guardado de nuevo las cerillas y observaba las pisadas sobre la capa de polvo reinante. McDonnald tenía razón, al fin y al cabo. Leer más…

Yo escribo

yo_escribo

Voy a permitirme la indecencia de plagiar una primera frase de John Boyne que me sirve como introducción a lo que quiero confesar. Tan solo matizar que la escritura es solo una parte de mi vida, y bastante pequeña (de momento o para siempre), y estas lineas deben de mantenerse en este contexto.

Como la mayoría de los escritores, no escribo porque lo haya elegido; escribo porque tengo que hacerlo.
Escribo porque llegó un día en el que me cansé de recibir y quise dar.
Escribo porque un deseo oculto, camuflado durante años, ha salido de su escondite y se ha mostrado.
Escribo porque para mí es una necesidad que tengo, como puede ser comer o dormir, pero que puedo suprimir sin morir. Leer más…

Navegador de artículos