Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Archivo para la etiqueta “fantasía”

Soñando despierto

“Tomas tus ideas mientras sueñas despierto. Mientras te aburres. La única diferencia entre escritores y otras personas es que nosotros nos damos cuenta cuando lo hacemos”

Neil Gaiman

Despiadado

Hola amigos. Esta vez os traigo un relato que tenía guardado en un cajón, con algo de polvo. No estoy contento con el resultado obtenido, pero creo que como experimento está bien. Ya me diréis que tal.

Despiadado

Por más tiempo que transcurriese no conseguía erradicar ese dolor. Su alma estaba herida, sangrante, y su recuerdo no podía borrarse ni con alcohol o mujeres. Las lágrimas, que nunca antes habían brotado de sus ojos, se deslizaban por las sucias mejillas todos los días desde que ella murió. Se cogió los largos y grasientos cabellos negros y estiró con fuerza, intenta extirpar aquellos recuerdos como el que arranca una mala hierba.
¿Cuánto tiempo vas a seguir así? —preguntó Iosh.
—¿Cuántas veces más me lo vas a preguntar?
Las que hagan falta. Leer más…

Cenizas de espectro

steampunk

El tintineo de sus espuelas retumbó en el silencio del mugriento pasillo humano mientras Hans Vinsbruk paseaba la mirada entre los desechos que, puestos en pie, esperaban. Rostros jóvenes en su mayoría, pero macilentos, demacrados y sucios. Todos vestían apenas un pantalón y algunos tiritaban de frío. Allí la temperatura era varios grados más fría que en la fundición, algo que no enmascaraba el olor a sudor y humanidad. Leer más…

Dichosas Leyendas

Hoy os traigo un relato de mi amigo Telcar. Espero que lo disfrutéis.

wendigo

Jack podía ser un capullo cuando se lo proponía, pero no era de los que dejaba en la estacada a los amigos, la familia, las ex esposas o lo que se tercie, diría él. Así que todavía tenía la oreja caliente de hablar con una llorosa Claire, cuando ya estaba encaramándose en su viejo Mack, saliendo de Yellowknife y rumbo a ese villorrio de mala muerte en donde vivía su ex con el mastuerzo de su actual marido. Leer más…

La Piedra de la Vida (II)

Continuación de “La Piedra de la Vida (I)

Todos cayeron al suelo. El mareo era considerable y Findor y Rohman apunto estuvieron de vaciar el contenido de sus estómagos.
Lo primero que percibieron sus sentidos fue el aroma dulzón de las flores. Aquella agradable fragancia que nunca antes habían sentido ayudó a que se relajaran sus estómagos y desapareciese el mareo. A su alrededor había una serie de plantas en maceteros, y una tenue luz proveniente de las paredes iluminaba lo suficiente la sala para poder verse.
—Ya hemos llegado. Espero que el viaje de vuelta sea más agradable —dijo Saúd.
—Eso si volvemos —le contestó Ragas—. Tengo un mal presentimiento.
—Todos lo tenemos, amigo —le dijo Findor poniéndole una mano en el hombro y mirando por el alrededor—. Estamos en la misma sala, ¿verdad? Leer más…

La Piedra de la Vida (I)

«El mundo se seca. El mundo se muere. Nada se puede hacer ya.
Los desiertos avanzan y cada vez hay menos agua.
Pronto todo acabará, ya sea por la sequía o por los Reyes Hechicero.»
El Druida Errante.

Dark Sun

El grupo de cinco entró en la cueva y agradecieron el brusco descenso de la temperatura. Tras un viaje a más de cincuenta grados aquello era lo más parecido a remojar sus cuerpos en agua fresca.
—¡Eh, fijaos! Mirad cómo se me ha puesto la piel —les dijo Saúd el pícaro con una sonrisa que mostraba sus afilados dientes. Su salvaje cabellera pelirroja y la pintura granate bajo los ojos le daban un aspecto temible.
—Sí, es como comer menta —comentó más para sí Elevinol que para los demás.
—¿Y eso qué es? —preguntó Findor, que se había quitado su coraza de quitina y descargado de su sable y escudo.
—Una hierba, pero no importa.
Aprovecharon aquel momento para tomar alguna ración seca y beber unos tragos del agua caliente de sus odres.
—¿Cuánto creéis que tardará el agua en refrescarse? —preguntó Saúd, curioso como todos los halflings, mientras se llevaba a la boca el hueso de un animal y observaba su desgastado y polvoriento pellejo.
Ninguno de ellos contestó; no podían saberlo.
—No se cómo puedes comerte eso, halfling —Ragas el enano había dejado de beber y miraba con asco aquel hueso—. Esa criatura casi nos devora.
Saúd lo miró con una sonrisa.
—Fíjate cómo son las cosas: sales a cazar para llevarte algo a la boca y resulta que eres tú quien acaba devorado. ¿Cuántas veces se habrá repetido esta historia? Leer más…

La brutalidad de un hombre sin amor

Hola amigos. Esta vez vuelvo a traeros un relato que no es mí pero me hubiese gustado escribir a mí. Es un relato de temática post-apocalíptica ganador del reto de Septiembre. Nuevamente, el autor me ha dado permiso para publicarlo en el blog. Sin más preámbulos os dejo leer…

brutalidad_hombre_sin_amor

Leer más…

La torre de Krivus (III)

(Sin no has leído previamente las primeras partes, puedes encontrarlas aquí: Parte 1 y Parte 2)

Sin poder evitarlo, Iriana y Anton observaron cómo Kal abría el cofre. Ambos aguantaron la respiración, aunque la muchacha no pudo mirar y se aferró con fuerza a su compañero mientras cerraba con fuerza los ojos, esperando lo peor. Pero nada ocurrió.
Al abrir de nuevo los ojos y ver a su hermano allí, arrodillado, delante del baúl, suspiró con alivio.
—Esto no me gusta nada, Iriana. No deberíamos estar aquí. Nunca debimos entrar aquí. Leer más…

La torre de Krivus (II)

(Si no has leído la primera parte, es mejor que empieces por la primera parte).

El canto de los pájaros y el zumbido de los insectos desaparecieron de repente y en su piel notaron la frescura del lugar. Tardaron unos segundos en habituarse a la penumbra del interior de la torre, asustados como estaban por una entrada tan repentina. Pensaban que al haber entrado de sopetón alguien podría asustarse; pero los únicos asustados eran los tres chicos, aunque Kal lo disimulaba mucho mejor. Se paseó por la sala con soltura, ocultando su temor y mudó su rostro a una mueca haciéndole una burla a uno de los cadáveres en un intento de demostrarles que no había nada que temer.
Iriana contemplaba con espanto al guerrero tumbado en el suelo y que era el objeto de la burla de su hermano. Su cuerpo estaba cubierto por una armadura que reproducía las escamas de algún reptil, y que en su desbocada imaginación, la joven lo atribuyó a un dragón. Un escudo redondo y una espada ancha yacían junto a cada una de sus manos. Desde aquella distancia no podía verse mucho más. Leer más…

Ganador Reto Fantasía Épica: Los despiadados

Lahm: Dios del espíritu——————–Krif: Dios del cuerpo

Pasado
Enemistad ancestral, paz precaria,
las deidades se han medido durante milenios.
Silencio que tensa el aire, paz que antecede al caos.
¿Quién será el primero en atacar?

Presente
La bestia somete, arrasa y destruye.
A los pueblos de Lahm lleva a su fin.
Siembra rabia, locura y muerte
Haciendo a Krif sonreír.

¿Cómo vencer al monstruo?
Si la bestia pisa fuerte y poco queda por aplastar.
¿Cómo cambiar lo inevitable?
Cuando ya no quedan fuerzas para luchar.

Poemas anónimos y populares.

Leer más…

Navegador de artículos