Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más.

Archivo para la etiqueta “fantasía”

La torre de Krivus (II)

(Si no has leído la primera parte, es mejor que empieces por la primera parte).

El canto de los pájaros y el zumbido de los insectos desaparecieron de repente y en su piel notaron la frescura del lugar. Tardaron unos segundos en habituarse a la penumbra del interior de la torre, asustados como estaban por una entrada tan repentina. Pensaban que al haber entrado de sopetón alguien podría asustarse; pero los únicos asustados eran los tres chicos, aunque Kal lo disimulaba mucho mejor. Se paseó por la sala con soltura, ocultando su temor y mudó su rostro a una mueca haciéndole una burla a uno de los cadáveres en un intento de demostrarles que no había nada que temer.
Iriana contemplaba con espanto al guerrero tumbado en el suelo y que era el objeto de la burla de su hermano. Su cuerpo estaba cubierto por una armadura que reproducía las escamas de algún reptil, y que en su desbocada imaginación, la joven lo atribuyó a un dragón. Un escudo redondo y una espada ancha yacían junto a cada una de sus manos. Desde aquella distancia no podía verse mucho más. Leer más…

Ganador Reto Fantasía Épica: Los despiadados

Lahm: Dios del espíritu——————–Krif: Dios del cuerpo

Pasado
Enemistad ancestral, paz precaria,
las deidades se han medido durante milenios.
Silencio que tensa el aire, paz que antecede al caos.
¿Quién será el primero en atacar?

Presente
La bestia somete, arrasa y destruye.
A los pueblos de Lahm lleva a su fin.
Siembra rabia, locura y muerte
Haciendo a Krif sonreír.

¿Cómo vencer al monstruo?
Si la bestia pisa fuerte y poco queda por aplastar.
¿Cómo cambiar lo inevitable?
Cuando ya no quedan fuerzas para luchar.

Poemas anónimos y populares.

Leer más…

Reto Relato de Fantasía Épica

Estas son las bases de otro reto reciente al que me he presentado. Había que escribir un relato de fantasía épica en cualquiera de las vertientes expuestas en las bases. Todavía no se el resultado, pero habiendo leído los restantes y con el nivel que he apreciado, no creo que esté entre los primeros. Pero no importa, lo he disfrutado mucho.

1- Por ello, y atendiendo a la premisa dada por el título del reto, la condición básica del concurso será la tratativa de un tema relacionado con la fantasía heroica en cualquiera de sus vertientes: fantasía heroica, alta fantasía, espada y brujería, fantasía oscura, ciclo artúrico o cualquier otra variante conocida.

2- Se establece, asimismo, un límite máximo de 3000 palabras, y será automáticamente eliminado del concurso aquel que superara dicho linde. No hay mínimo.

Leer más…

El deber de Melgar

Tras una gran estación de tren de principios del siglo XX hecha de palillos y casi terminada, un anciano colocaba con sumo cuidado cada una de las pequeñas varitas de madera. Cada cierto tiempo, daba unos pasos hacia atrás para tomar perspectiva de toda la obra mientras se mesaba con suavidad su larga barba blanca o se rascaba su calva cabeza. Escrutaba con ojos severos y mirada concentrada las proporciones de cada tramo, en perspectiva o desde distintos focos. Cuando comprobaba que todo estaba bien, volvía a colocar toda una serie de palillos y volvía a alejarse unos pasos. Pocas eran ya las ocasiones en las que rectificaba, tal era su maestría.  Leer más…

El deber de Melgar

Tras una gran estación de tren hecha de palillos y casi terminada, un anciano colocaba con sumo cuidado cada una de las pequeñas varitas de madera. Cada cierto tiempo, daba unos pasos hacia atrás para tomar perspectiva de toda la obra mientras se mecía con suavidad su larga barba blanca o se rascaba su calva cabeza. Cuando comprobaba que todo estaba bien, volvía a colocar toda una serie de palillos y volvía a alejarse unos pasos. Pocas eran las ocasiones en las que rectificaba, tal era ya su maestría. Todos los palillos salían de uno de los bolsillos de su chaleco granate, que aunque desgastado, era el que mejor le sentaba. De hecho, no se lo había cambiado desde la Creación. Un pequeño escalofrío le indicó que el momento se acercaba. Colocó los palillos que tenía todavía en la mano en la mesa que le venía de camino hacia su obligación, depositándolos con delicadeza junto a un taco de madera a medio tallar, una roca gris con una gema roja pulida incrustada y una esfera que flotaba a un palmo de la superficie y que giraba sobre sí misma a gran velocidad. Leer más…

Navegador de artículos