Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Alicates

Roberto guardó los alicates en su mochila junto con el resto de cosas. Se sentó en su silla, delante del escritorio, y abrió el libro que tenía delante. Escuchó cómo Juan, uno de sus compañeros de piso, se preparaba para salir hacia la universidad, mientras él seguía ojeando el temario de la asignatura de mecánica industrial.

A los pocos minutos Juan se asomó por la puerta de su habitación.
—¡Eh, marica! Espabila o llegarás tarde —le dijo con su hiriente tono.
—Sí, termino este capítulo y voy —le contestó Roberto sin levantar la vista del libro.

Juan bufó mientras recorría el largo pasillo que llevaba hasta la entrada; cogió su bicicleta de montaña y salió por la puerta.

En cuanto Roberto escuchó el portazo, cerró el libro y lo guardó en el estante. Sacó de uno de sus cajones el iPod y se colocó los cascos mientras seleccionaba el disco adecuado: “The More Things Change”, de Machine Head. Se colocó su mochila y abrió la puerta. No pudo reprimir una sonrisa de satisfacción al poder salir de casa sin apartar la bicicleta de Juan.

Mientras enfilaba la larga calle Pintor Vázquez visualizó la forma de conducir de Juan. En cuanto salía del portal, bajaba a la calzada y pedaleaba con fuerza. Al llegar al semáforo al final de la calle, independientemente del color en el que se encontrara, pasaba sorteando los peatones que cruzaban y esquivaba los coches cuando tenía oportunidad; una maniobra que algún día le costaría un disgusto. Volvió a sonreír.

Tras andar unos instantes más, mientras en sus oídos sonaba ya “Take My Scars”, observó cómo al final de la calle se agolpaba un grupo de personas. Parecía que había ocurrido algo.

Roberto se arrimó a curiosear. El tráfico estaba parado y la gente se acercaba nerviosa, con teléfonos móviles en las manos y caras de espanto y horror.

En el suelo, inconsciente, yacía Juan. Su postura era algo extraña y de su pierna asomaba la tibia astillada. A unos pocos metros, bajo un coche, se encontraba su bicicleta destrozada.

“Struck a Nerve” empezó a sonar y decidió que ya había visto bastante. Al final, Juan había tenido un accidente grave. No respetaba las normas y eso tenía consecuencias. No llevaba casco, ni chaleco reflectante, ni se paraba en los semáforos. Las normas estaban para cumplirlas, no se ponían por capricho.

Roberto siguió su camino. Ahora, por fin, tendría un poco de tranquilidad en casa: no sufriría la música techno a todas horas, el friegue no quedaría hasta el día siguiente, no tendría que escuchar los gemidos de las chicas que traía por las noches y, lo más importante, podría entrar y salir de casa sin tener que apartar la bicicleta cada vez.

Mientras movía ligeramente la cabeza al ritmo de la música, se acercó a un contenedor y tiró los alicates con los que había cortado los cables de freno de la bici de Juan.

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “Alicates

  1. santamayte en dijo:

    Realmente terrorifico.Has sabido plasmar el convencimiento de Roberto de haber hecho lo justo,sin el menor atisbo de culpa.

    • Sí, yo estoy convencido de que Roberto cree que no ha hecho nada malo ;). Total, el accidente ha sido por conducir de forma temeraria. Solo era cuestión de tiempo. Él solo ha acelerado un poco el proceso 😉

  2. ElAndrés en dijo:

    Juajuajua… ¡Genial!. Tiene que haber como cien variantes distintas de esta historia corta y tú, sin duda, lo has clavado. Estoy convencido de que tus años como estudiante universitario aguantando algún/a compañero/a incívico y desaprensivo te han sabido inspirar este relato. ¡Para que luego digan que estudiar no sirve para nada!. Bravo nen.

  3. Gracias Àndres. Si, todas las vivencias ayudan a la escritura. Siempre hay un poco de mí en todos los relatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: