Un café con Leire

Relatos, citas, reflexiones… y alguna cosa más

Primera publicación: Relatos para ratos

Hola amigos,

Hoy voy a a anunciaros el estreno mundial de la antología de relatos que he publicado en Amazon.

Relatos para Ratos3

El obra en cuestión es una selección de relatos que he ido publicando en el blog durante estos años, editados y corregidos, y que actualmente solo están disponibles en el libro. La razón, como algunos sabéis, es que para participar en el 1er Concurso de Autores Independientes de Amazon una de las condiciones era que el contenido del libro no estuviese publicado en internet de forma gratuita durante al menos 90 días. Pero de momento, y hasta que acabe el concurso, necesito de vuestra ayuda para llegar lo más lejos posible. Para eso necesito que lo compréis y comentéis. Leer más…

Vivir

Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a morir.

Gregorio Marañón

Escribir, corregir, desechar

No hay otra receta que leer, escribir, corregir, tirar folios a la papelera y dedicarle horas, días, meses y años de trabajo duro. Oriana Fallacci me dijo en una ocasión que escribir mata más que las bombas, sin que tampoco eso garantice nada. Escribir, publicar y que tus novelas sean leídas no depende sólo de eso. Cuenta el talento de cada cual. Y no todos lo tienen: no es lo mismo talento que vocación. Y cuenta, sobre todo, el adiestramiento. Y la suerte. Hay magníficos escritores con mala suerte, y otros mediocres a quienes sonríe la fortuna. Los que publican en el momento adecuado, y los que no.

Arturo Pérez-Reverte

Esclavitud

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo.

Franz Grillparzer.

Experiencia

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.

Aldous Huxley.

1er Concurso Literario Online Amazon

Hola a todos, amigos y lectores. Desde hacía ya tiempo estaba valorando publicar algunos de los relatos que he publicado en el blog. No por hacerme rico, ni siquiera por ganar unas perrillas, sino como una experiencia para el futuro, ya que tengo una novela a mitad y otra en proyecto. Y el Primer Concurso Literario Online de Amazon ha acelerado todo el proceso. No espero nada del concurso, pero es una buena excusa para darle el empujoncito que necesitaba.

Pero no iba a ser todo fantástico y maravilloso. Por desgracia, en las bases especifica que el contenido del libro presentado no puede estar disponible en ningún medio impreso, blog, etc, así que he tenido que retirar los relatos que incluiré en el libro.

Todos los relatos que pondré en el libro están editados y corregidos por profesionales, con lo que la calidad literaria sube un par de puntos. Así que podréis disfrutar de los mejores relatos del blog en un formato digital, para leer en cualquier lugar.

Y por último, una petición. Tenía un ilustrador apalabrado, pero me acaba de decir que no podrá hacerse cargo del trabajo. ¿Conocéis a alguien que se pueda encargar de la portada?

La magia

Eskarina dice que, si la magia le da a la gente lo que quiere, no usar la magia le dará lo que necesita.

Ritos Iguales, Terry Pratchet

Solos

Sólo hay dos posibilidades. O estamos completamente solos en el universo, o no. Y ambas son igualmente aterradoras.

Arthur C. Clark.

El guante negro (II)

Sanctus esperaba pacientemente sentado en una silla que apenas aguantaba su peso. El lugar todavía olía a madera húmeda y vino rancio y estaba cubierto de restos de toneles largo tiempo podridos. Los numerosos agujeros del techo habían dejado que el agua penetrara y avanzara el inevitable proceso de la descomposición. Unas voces le advirtieron de que su visita había llegado. Se llevó un dedo a los labios y algunas de las sombras del lugar se movieron, tomando nuevas posiciones. Después, tras una serie de intrincados gestos y unos susurros en lengua arcana, lanzó un conjuro sobre sus manos, se quitó el guante azabache de su mano derecha y lo introdujo en uno de los bolsillos de su túnica. Leer más…

El guante negro (I)

Imthul

La habitación estaba en penumbra, como era habitual. El paso del tiempo y la falta de mantenimiento no se veían solamente en las paredes recorridas por grietas, los desconchados y la capa de tierra y porquería que se acumulaba en el suelo, sino que se podía oler en el ambiente, cargado, húmedo y rancio. La única iluminación, compuesta por unas titilantes velas sobre dos cráneos sonrientes, creaban danzantes sombras que parecían reproducir un macabro ritual.
Un par de golpes sonaron en la puerta. Sanctus Kallatorum levantó su cansada vista del incunable y masculló unas palabras molesto. Se recostó sobre su sillón y enlazó las manos sobre su pecho. Leer más…

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 74 seguidores